El gesto vocal

  1. Habla sin prisas, haciendo pausas entre las frases para llenar tu caja torácica de aire relajadamente.
  2. Mantén una buena postura, cabeza erguida, mandíbula relajada y caja torácia abierta.
  3. Procura que tu voz no sea monótona y apagada, articula bien.
  4. Evita que tu voz se quede “atrapada en la garganta”  expandiendo tu sonido hacia el pecho, el paladar y la cara.

Hábitos beneficiosos

  1. Hidrátate diariamente (al menos 2 litros de líquido) y 1 vez por 
semana haz vahos con agua y manzanilla (15 min. con 30 min. 
de reposo vocal posterior).
  2. Descansa suficiente, duerme mínimo 7 – 8 horas.
  3. Calienta antes de cantar para recordarte la técnica y relajarte.
  4. Practica la técnica vocal a diario.
  5. Sprays con tomillo, própolis, miel y una alimentación rica en vitaminas C, A y E.
  6. Humidifica tu cuarto mientras duermes (si vives en climas secos).

Los riesgos

  1. No abuses de la voz antes de un concierto.
  2. Evita los ensayos interminables.
  3. Revisa tu escucha en los conciertos.
  4. No Gritar ni Susurrar.
  5. No toser ni carraspear constantemente (irritan tu laringe).
  6. No hablar mucho tiempo fuerte y rápido.
  7. No hablar mucho en tono agudo o grave extremo, forzando la voz.
  8. No hablar haciendo deporte o esfuerzos.
  9. Cuidado con las risas y estornudos muy sonoros.
  10. El estrés y enfados tensan tu 
laringe bloquean tu técnica.
  11. Cuidado con el abuso de cafeína, es diurética y deshidrata.
  12. Elimina el tabaco de tu vida, quema la cuerda vocal.
  13. Atención a los alimentos irritantes como alcohol, chocolate, melón o 
comidas copiosas antes de utilizar la voz profesionalmente.
  14. No te quedes en ambientes sucios o ruidosos.
  15. No tomes menta ni mentol, porque resecan más.
  16. Huye de la climatización artificial fuerte.

Si tienes dudas ponte en contacto con la logopeda Alicia Araque.